nopal

22 septiembre, 2017

¿Porque consumir nopal?

ashsdbsad

Se ha demostrado en varios estudios, principalmente realizados en México, las propiedades medicinales que tiene el nopal. Se les llama “propiedades medicinales” ya que ayudan a controlar la enfermedad con mayor facilidad, pero esto no significa que se hable de una curación.

Obesidad. Se ha puesto de moda que en todas las dietas se tome un jugo de nopal con naranja o alguna otra fruta. Esto se fundamenta en que gracias a la gran cantidad de fibra que tiene esta planta, ayuda retardar el tiempo en que se absorben los nutrimentos y entran a la sangre y por lo tanto facilita su eliminación. También, las fibras insolubles que contiene, crean una sensación de saciedad, haciendo que disminuya el hambre de las personas y ayudan a una buena digestión. Así mismo, las proteínas vegetales promueven la movilización de líquidos en el torrente sanguíneo disminuyéndose la celulitis y la retención de líquidos.

Diabetes e hiperglucemia. También se habla que ayuda a las personas que padecen diabetes. El nopal incrementa los niveles y la sensibilidad a la insulina logrando con esto estabilizar y regular el nivel de azúcar en la sangre. Se ha comprobado científicamente el poder hipoglucemiante del nopal, es decir, como un efectivo tratamiento para la prevención de la diabetes. Se han llevado a cabo investigaciones en el Instituto Politécnico Nacional, donde se documenta que el nopal disminuye las concentraciones de glucosa en sangre. En estos estudios se ha demostrado que la ingestión de nopal antes de cada alimento, durante 10 días, provoca la disminución del peso corporal y reduce las concentraciones de glucosa, colesterol y triglicéridos en sangre. Esto se ha visto solamente en personas que son resistentes a la insulina, o sea en pacientes con diabetes tipo II, pero para las personas que tienen diabetes tipo I (que no producen insulina), el consumo de nopal no sustituye las inyecciones de ésta.

Colesterol. En personas con colesterol elevado se ha demostrado que, el consumo de nopal, ayuda a eliminarlo evitando que se absorba gran parte de éste y así no se acumula en venas y arterias. Los aminoácidos, la fibra y la niacina contenida en el nopal previenen que el exceso de azúcar en la sangre se convierta en grasa, mientras que por otro lado, actúa metabolizando la grasa y los ácidos grasos reduciendo así el colesterol. El contenido de LDL (lipoproteína de baja densidad) en el nopal se cree que es la principal causa de que el colesterol sea expulsado del cuerpo, ya que las LDL actúan a nivel del hígado removiendo y retirando el colesterol que el cuerpo tiene en exceso. Al mismo tiempo se ha visto que esta cantidad de LDL no afecta a las HDL (lipoproteínas de alta densidad) o colesterol “bueno”. El nopal tiene una cantidad suficiente de aminoácidos y fibra, incluyendo los antioxidantes vitamina C y A, los cuales, previenen la posibilidad de daños en las paredes de los vasos sanguíneos, así como también la formación de plaquetas de grasa, y es así como también tiene un poder preventivo en relación a la aterosclerosis.

Propiedad de antibiótico. Los nopales tienen antibióticos naturales, esta propiedad está relacionada con el metabolismo ácido crasuláceo (CAM) de las plantas, el cual, en las cactáceas inhibe o suspende el crecimiento de varias especies bacterianas. De ahí que tanto el consumo del nopal como la aplicación de cataplasmas de pencas de nopal tenga efectos benéficos en heridas e infecciones de la piel.

Cáncer. En un experimento realizado con ratones con tumores cancerígenos, se administraron extractos acuosos de Opuntia máxima (sustancia que se encuentra en el nopal) y se encontró la prolongación del periodo de latencia de dichos tumores malignos. No curó el cáncer pero lo detuvo. Aún no se sabe la causa, pero se están realizando varios estudios al respecto.

Desórdenes gastrointestinales y digestión. Por último, se sabe que las fibras vegetales y los mucílagos controlan el exceso de ácidos gástricos y protegen la mucosa gastrointestinal previniendo así, las úlceras gástricas y todo ese tipo de afecciones. El Nopal contiene vitaminas A, Complejo B, C, minerales: Calcio, Magnesio, Sodio, Potasio, Hierro y fibras en lignina, celulosa, hemicelulosa, pectina, y mucílagos que en conjunto con los 17 aminoácidos ayudan a eliminar toxinas. Las toxinas ambientales provocadas por el alcohol y el humo del cigarro que inhiben el sistema inmunológico del cuerpo, son eliminadas por el nopal. También limpia el colon ya que contiene fibras dietéticas solubles e insolubles. Las fibras dietéticas insolubles, absorben agua y aceleran el paso de los alimentos por el tracto digestivo y contribuyen a regular el movimiento intestinal, además, la presencia de las fibras insolubles en el colon ayudan a diluir la concentración de cancerígenos que pudieran estar presentes.

El Nopal es rico en calcio, potasio, y fósforo , sodio, vitamina C y fibra vegetal.

Y tiene usos medicinales en la gripe, las quemaduras, las inflamaciones de la vejiga y otros padecimientos. Cerca de un centenar de especies de las 2.000 que integran las familia de las cactáceas tienen el nombre genérico de nopales. Los carnosos y aplanados tallos o pencas tienen forma de raqueta, poseen espinas fuertes y lisas y almacenan grandes reservas de jugos nutritivos. Sus flores son muy coloridas, pudiendo ser rojas, rosadas, amarillas, anaranjadas o verdosas.

Las variedades comestibles se encuentran aclimatadas en casi toda América, desde Canadá hasta Argentina y pueden crecer hasta 4, 7 metros de altura. Los misioneros que llegaron al Nuevo Mundo calificaron al nopal de planta monstruosa , lo que no impidió que viajara a Europa. Sin embargo, en muchos países se desconocen sus virtudes gastronómicas y medicinales y solamente son aprovechados sus frutos, que en España denominan higos chumbos y en México, tunas. Los indígenas prehispánicos de México criaban en las nopaleras la cochinilla de grana, un insecto del que se extraía uno de los colorantes para tejidos más apreciados en el mundo entero y que posteriormente fue empleado también en perfumería.

El nopal es un alimento excelente, rico en sales de calcio (100 gramos proporcionan 96 miligramos) y de potasio– especialmente sulfatos y oxalatos, fósforo, sodio, vitamina C y fibra vegetal. Las hojas del nopal, que una vez cortadas y aliñadas reciben el nombre de nopalitos, se comen en una gran variedad de platillos, tales como las ensaladas acompañadas de cebolla, limón, chile y aceite de oliva. También se consumen asadas, con huevos ahogados, cebolla, ajo, chile frito y cilantro, y de muchas otras maneras. Los nopalitos figuran como ingrediente en diversos platillos típicos de la cocina mexicana: nopalitos con charales, indios vestidos , revoltijo, nopalitos navegantes y mixiotes de pollo, por ejemplo.

Desde tiempos prehispánicos se utiliza en la medicina popular, y varias de sus propiedades curativas han sido confirmadas por investigaciones llevadas a cabo recientemente. En el Códice de la Cruz- Badiano se observa un nopal acompañado de un texto en el cual se afirma que la penca del nopal aliñada, junto con otras sustancias, ayuda a aliviar y curar toda clase de quemaduras. El agua de cocimiento del nopal se utiliza también como vermífugo y diurético, contra las lombrices intestinales y la inflamación de la vejiga. Para el primer fin se toma en dosis elevadas: obra como laxante y expulsa los parásitos. Las pencas del nopal, cortadas por la mitad y calentadas, se emplean en ciertos casos como cataplasmas para favorecer la madurez de los abscesos y descongestionarlos.

A esta planta se le ha encontrado propiedades expectorantes y antipiréticas en casos de GRIPE; de acuerdo con numerosas investigaciones, ayuda a expulsar las flemas y a bajar la fiebre. Una de las mayores controversias que se han suscitado en torno al nopal durante los últimos años ha sido la afirmación de que el jugo de esta planta podría servir para tratar la diabetes. Nada hay a favor o en contra. Algunos médicos señalan que hasta el momento no existen plantas medicinales que sustituyan la insulina. Sin embargo, es un hecho que los antiguos habitantes del continente Americano no conocieron la diabetes, por lo que se continúa investigando el efecto del nopal en relación con este padecimiento.