nopal

18 noviembre, 2017

Elaboran plásticos biodegradables con nopal y trigo

Depositphotos_10631853_xs

Este nuevo polímero es un material revolucionario que supone una alternativa al plástico petroquímico o convencional, pues su objetivo es degradarse en el medio ambiente como lo hace la materia orgánica.

El ingeniero Enrique Alarcón Jiménez, investigador del Departamento de Sistemas de la Universidad Autónoma Metropolitana – Azcapotzalco, indicó que el proyecto es una alternativa para dar tratamiento a los residuos sólidos causados por los procesos productivos de las empresas, industrias y escuelas.

Los desechos no requieren una selección previa, ya que pasan por un equipo denominado generador de partículas para ser transformados en pequeños trozos de material que son aglomerados o unidos mediante un “biopolímero” derivado del mucílago del nopal y la harina de trigo. Para elaborar el plástico “natural” se emplearon los remanentes del nopal comercializado, ya que la pectina obtenida de esta cactácea es una sustancia con capacidad de convertirse en una goma mediante ciertos procedimientos químicos.

Por tanto, al mezclar el mucílago del nopal con harina de trigo consiguió obtener propiedades similares a los polímeros elaborados a partir del petróleo

 “Este material viscoso es colocado en un molde junto con las partículas

para adquirir la pieza u objeto requerido”.

 De esta manera, el molde es puesto en un horno de secado que emplea tecnología solar para dejar que el material aglomerado adquiera sus propiedades durante 18 horas y a temperatura ambiente.

Así, el producto final contará con características equivalentes a un metal no ferroso, es decir, presenta dureza y resistencia similar a un aluminio o bronce. Como resultado, los primeros productos han superado las expectativas planteadas en relación a la vida útil del material, pues estos productos han durado más de cinco años, lo que significa 50 por ciento mayor a la esperada en comparación con los materiales actuales.

 Cada material es diseñado al tamaño, forma y vida útil requerida; y al finalizar puede ser degradado por el medio ambiente o volverse a reciclar con el propósito de cumplir un “ciclo de reutilización infinito”..