¿Sabías que...?

El nopal pertenece a la familia de las cactáceas al igual que las biznagas y los tetechos, éste se caracteriza por ser una especie muy resistente, ya que se puede desarrollar en sitios con altas temperaturas y que tengan periodos prolongados de sequías; inclusive se puede adaptar a suelos arenosos y lugares que cuenten con poca humedad, por lo tanto, es muy común encontrarlos en zonas áridas y desérticas.

Cabe destacar que México se encuentra ubicado entre los productores más importantes de nopal a nivel mundial, ya que además de contar con más de 100 especies es uno de los principales exportadores de este cactus, el cual genera una derrama económica de poco más 9.4 millones de dólares anuales; debido a esto el país tiene destinadas para su producción 12 mil hectáreas distribuidas a lo largo de toda la República, donde se cultivan más de 825 mil toneladas al año.

Debido a la gran demanda que genera, el nopal es cultivado en 23 estados del país, donde el estado de Morelos y la Ciudad de México concentran más del 80 por ciento de la producción a nivel nacional con 328 mil 750 toneladas y 295 mil 941 toneladas respectivamente, seguidos del Estado de México con 81 mil 094 toneladas, Jalisco con 25 mil 162, Baja California con 23 mil 345 y Puebla que produce 16 mil 842 toneladas.

Por otro lado, el nopal es considerado como una planta muy versátil, ya que permite hacer uso de las pencas, las flores y los frutos, con los cuales se pueden elaborar una gran cantidad de productos como: jugos, polvos, pectinas, jabones, champús, yogures, mermeladas, tortillas de nopal, harinas, geles, cremas corporales, medicamentos, escabeches, enjuagues para el cabello y diferentes productos de belleza, entre muchos otros.